Convertirse en unos extraños lleva más tiempo del que yo pensaba.